sábado, 25 de abril de 2009

LOS UNOS A LOS OTROS

Por Carlos Flores
LOS UNOS A LOS OTROS = UNIDAD

En La Biblia conseguimos muchos versículos donde aparece la expresión: “UNOS A OTROS
Rom 12:5 así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.

Cada persona tiene su propia personalidad y normalmente no está dispuesta a cambiarla.
Cunado una pareja se une en matrimonio, ya son dos personalidades, generalmente diferentes, y comienza una guerra, muchas veces sublimes, por imponer su propia personalidad, aparecen los celos y contiendas y si no se está bien preparado el matrimonio estará condenado al fracaso.
Cuando comenzamos en la escuela o en el trabajo, ya son más de dos personalidades, y los conflictos son más grandes, se forman grupos donde las diferentes personalidades se entrelazan mejor, pero sin embargo los conflictos y los celos aparecen por todos lados porque aquí también cada uno quiere imponer su personalidad, porque por tendencia somos YOISTAS.
El planeta tiene actualmente más de 6 mil 500 millones de habitantes, con diferentes personalidades, diferentes culturas, diferentes religiones, diferentes sistemas políticos, y como siempre cada unos tratando de imponer su personalidad, cultura, religión, etc. Imaginémonos por un momento 6,500,000.00 de personas tratando de imponerse por encima otros; bueno, esto es lo que nos lleva a las guerras, mi pastor Luis Escrucerías, en una ocasión dijo, que si todos siguiéramos la regla de oro de la que habló nuestro Señor Jesucristo, donde deberíamos hacer con los demás de la manera que nos gustaría nos hicieran a nosotros, no hubiesen guerras ni motivos de guerra. Pero es muy difícil dejar de ser YOISTAS.
Dios en su Palabra nos muestra una perspectiva diferente, que choca totalmente con nuestra forma de ser, que choca con nuestra personalidad; bien dijo el Señor en Mateo 16:24: “niéguese a si mismo”, esto es una tarea difícil, pero es una parte importante en nuestro diario crecimiento espiritual.
Alguien tratando de dar una explicación gráfica del CANCER, decía que el CANCER, es una célula que deja de pensar en grupo y comienza a pensar en si misma, y empieza a trabajar sólo en relación a ella, a alimentarse a si misma, todo gira alrededor de ella. El CANCER es YOISTA por excelencia.

Pero veamos algunos ejemplos de lo que nos dice el Señor en su Palabra:

Amarnos los unos a los otros:
Juan 15:12 Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado
Juan 15:17 Esto os mando: Que os améis unos a otros
1 Juan 3:23 Y este es su mandamiento: Que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y nos amemos unos a otros como nos lo ha mandado

Servirnos los unos a los otros:
Juan 13:14 Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros
Gálatas 5:13 Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros

Comunión los unos con los otros:
Hechos 2:42 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones

Recibirnos los unos a los otros:
Romanos 15:7 Por tanto, recibíos los unos a los otros, como también Cristo nos recibió, para gloria de Dios

Amonestarnos y Exhortarnos los unos a los otros:
Romanos 15:14 Pero estoy seguro de vosotros, hermanos míos, de que vosotros mismos estáis llenos de bondad, llenos de todo conocimiento, de tal manera que podéis amonestaros los unos a los otros
Colosenses 3:16 La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales

Preocuparnos los unos a los otros:
Gálatas 6:2 Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo
1 Tesalonicenses 4:18 Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.
1 Tesalonicenses 5:11 Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis

Perdonarnos los unos a los otros:
Colosenses 3:13 soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros

En Mateo 22.37-39 el Señor nos indica que el más grande mandamiento es amar a Dios con todo nuestro corazón, alma y mente y que el segundo es amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos y en 1 Juan 4.20 se nos habla de cómo podemos amar a Dios a quien no hemos visto si no podemos amar a nuestro hermano a quien vemos

Debemos tener siempre presente que somos un cuerpo en Cristo, como dice Pablo en Romanos 12.5 “así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros”. Ahora volvamos a la idea del cáncer, imaginemos el cuerpo de Cristo, que somos nosotros, con un cáncer, qué desastroso que seamos nosotros los que produzcamos ese cáncer en el cuerpo del Señor al ser YOISTAS, nosotros no nos pertenecemos a nosotros mismos, somos del Señor.
Quiero terminar con este pasaje, el cual si ponemos por obra con la ayuda del Espíritu Santo, se acabaría el problema del YOISMO dentro de la iglesia: Filipenses 2.3-7 Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres.
Dejemos el egoísmo y seamos siervos, ejemplo del Señor hemos recibido y consideremos siempre a los demás superiores a nosotros mismos, sé que este pasaje bíblico va en contra de esas ideas de superación personal que tanto daño le hace a la iglesia, pero recordemos que es mejor obedecer a Dios antes que a los hombres, porque una cosa es la sabiduría que viene de lo alto y otra la de este mundo.

Santiago 3:16 Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa

Dios les bendiga

No hay comentarios.:

Publicar un comentario